Es Imprescindible Circular con un buen Seguro de Motos

Gran parte de la población masculina adora las motos y tener una es casi un deber ser para este género, andar a altas velocidades, evitar el tráfico, rodar por la carretera con el viento a la cara, pueden ser algunas de las razones para comprar una moto.

Cuando se compra una moto, es de carácter obligatorio que se adquiera una póliza de cobertura básica por responsabilidad Civil, y además de contratarse esta póliza debe estar siempre vigente.

Un seguro para moto lo protegerá en caso de accidente, por lo menos en los posibles daños a terceras personas, es decir a otras personas y daños que pueda causar a objetos materiales.

Pero cuando se tiene una moto, se está expuesto a otros posibles daños, uno de los más comunes son los robos; ya que si somos víctimas de un ladrón estaremos perdiendo nuestra valiosa inversión, de allí la importancia que tiene circular con un buen seguro de moto.

Por esto sería recomendable que, además de contratar la póliza de cobertura básica, se incluyan algunas coberturas adicionales, como el caso del robo, total o parcial, claro que todo dependerá del costo, se debe contratar un seguro que cumpla con nuestras necesidades y a la vez se ajuste a nuestro bolsillo.

Contratar un buen Seguro para Motos

En el mercado existen muchas compañías asegurados que ofrecen diferentes tipos de pólizas, esto hace que elegir una, sea algo más complicado de lo normal, pero no debes desesperar, primero que nada busca diferentes opciones, cotiza con diferentes compañías y coberturas, para que puedas elegir la mejor para ti.

Un seguro de moto, cumple con la principal función de cubrir en caso de que suceda algún accidente, por ello es importante que conozcas exactamente que se especifica en las coberturas contratadas y cuáles son los limites.

Analiza bien cuáles son las coberturas contratadas, ya que siempre el tener más, no es lo mejor; todo va a depender de tus necesidades, cuídate de no estar pagando de más.

Seguidamente escoge la forma de pago que más te convengan, puedes cancelar la prima de seguro mediante una cuota única, esta generalmente es la opción más económica, sin embargo también se tiene la opción de realizar el pago de manera fraccionada, en meses, trimestres o semestres.

La diferencia está, en que con los pagos fraccionados ocasionan recargos por parte de la compañía aseguradora, y en cuantos más pagos dividas el pago de la prima, mayor será el recargo.

Imagen 2

 

Separator image .